Bioseguridad: Peligrosa Alga Didymo Pone en Riesgo Nuestra Patagonia

 

El Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP), donde participa la    Universidad Austral de Chile (UACh), lidera investigación sobre alga invasora en la Región de Aysén.

Bajo una señal de alerta, por posible “plaga” de Didymosphenia geminata, un alga de aspecto viscoso y poco agraciada, con diversas tonalidades, principalmente oscuras, nos dirigimos rumbo a la ciudad de Coyhaique (Región de Aysén), donde se germina, estudia y discute sobre la invasiva  Didymo.

Conocida comúnmente como “moco de roca”, su aparición data del mes de abril de 2010, en los ríos Expón y Futaleufú, afluentes de agua dulce, pertenecientes a la provincia de Palena, Región de Los Lagos.

Organismos de gobierno, entre ellos el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) y Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca), más un equipo de científicos del Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP), encabezados por su Director,  Dr. Giovanni Daneri, viajan a la zona y corroboran la presencia de Didymosphenia geminata.

Moco de roca

Alga didymo en río Coyhaique

El alga llamada comúnmente “Didymo” es una diatomea unicelular microscópica, con una cubierta de sílice (dióxido de silicio hidratado)  que se da en ríos y lagos de regiones nórdicas del hemisferio norte del globo. En la actualidad esta alga-plaga ha invadido aguas de buena oxigenación y pobres en nutrientes. Tal es el caso de Nueva Zelanda, Canadá, EE.UU., Europa del norte, Asia y ahora último la Patagonia Chilena y Argentina, siendo estos dos últimos países los que ofrecen condiciones extremadamente favorables para la proliferación de esta especie invasora.

Brian Reid, limnólogo del CIEP, se encuentra trabajando en descubrir las formas de reproducción de esta diatomea, para así crear un plan de manejo acorde con la biodiversidad de la zona de Aysén.

“El Didymo o moco de roca no es sólo un alga unicelular que puede vivir en las rocas, también puede formar una biomasa de polisacáridos con forma de tallos muy gruesos que se nutre de agua dulce (oligotróficos), formando colonias musilagnosas, que afectan la biodiversidad de los ríos”, señala el científico.

Por otra parte, dentro de las investigaciones se ha podido detectar la presencia de didymosphenia en ciertos sectores con problemas de contaminación, plantas de tratamiento, conectores de agua lluvia y pisciculturas son algunos ejemplos donde se ha visto la proliferación de este fenómeno natural.

Hay que destacar que esta alga no afecta la salud humana, una inquietud que es vital aclarar, para no generar pánico en las personas que hacen de la ribera de los ríos su lugar de trabajo y sustento, como por ejemplo los operadores de turismo.

Tras un año de investigación el CIEP decide liderar un proyecto que tiene como objetivo idear una estrategia que dé cuenta de las metodologías implementadas en el hemisferio norte para evitar la propagación de esta alga, socializándola con diferentes sectores como son el turístico, ciudadanía en general y la comunidad educativa.

Rodrigo Merino, biólogo marino encargado del “Proyecto Didymo”, sostiene que el fomentar la educación desde las bases sobre este tema es clave para entender y saber convivir con la plaga.

“Los objetivos de los proyectos son la transferencia de tecnología que evite la dispersión del Didymo, capacitación para el sector turismo en el caso del Innova Chile y en el FPA (Fondo de Protección Ambiental, de Conama) es trasladar información al sector educativo y público en general”, destaca Merino.

La iniciativa también se ha complementado con una estrategia comunicacional y bastante material de difusión, además del correspondiente apoyo a los científicos. Con esto el CIEP espera educar y concientizar sobre el tema a toda la comunidad y turistas que llegan a la Patagonia.

Contacto con el Agua

Fabien Bourlon, geólogo y encargado del Depto. de Turismo Sustentable

Fabien Bourlon, geólogo y Encargado del Departamento de Turismo Sustentable, señala la relevancia de contar con medidas o protocolos de saneamiento a la hora de realizar diversas actividades en las aguas. “La campaña busca remover, lavar y secar todos los implementos que tengan contacto con el agua y así evitar la propagación del Didymo a otras zonas de la región o el sur del país”, dice.

A nivel mundial, esta diatomea ha presentado escenarios devastadores en los ríos, cubriéndolos por un vasto sector, generando un paisaje deslucido similar a una gran concentración de papel higiénico sobre el agua.

Este extraño fenómeno natural y específicamente la aparición de esta alga en las riberas del río Coyhaique es un hecho que no dejó indiferente al operador turístico de pesca con mosca del sector de “La Junta”, Marcel Sijnesael, quien se puso en contacto con científicos del CIEP.

“Los turistas que llegaron al lodge en este sector creyeron ver sobre el río la presencia de papel higiénico, algo que los alarmó. Es así como este operador nos contactó, acudiendo a la zona de Espolón- Futaleufú, donde descubrimos la presencia de esta alga”, explica Bourlon.

Así fue como afectó también el negocio de Sebastián Galilea, empresario dueño del lodge Cinco Ríos Chile, ubicado en la ribera del río Simpson, lugar que recibía una gran cantidad de turistas, principalmente extranjeros. Sin embargo, hoy han ido disminuyendo tras el florecimiento de esta alga, impidiendo la pesca con mosca, prácticas deportivas y lo más preocupante: el deterioro de la bella postal donde se ubica su negocio.

“Estamos concientes de la presencia del Didymo.  Por lo mismo este último año nos hemos capacitados con otros operadores turísticos en el tema de limpieza de implementos de uso acuático, con el fin de evitar la propagación del alga, porque sabemos que llegó para quedarse y eso sin duda afectará con el tiempo nuestros negocios”, asegura Galilea.

¿Como Prevenir la Dispersión del Didymo?

En una campaña de prevención y control de esta plaga, se han diseñado tres importantes medidas que son: remover, lavar y secar.

  • REMOVER restos de vegetación, barro, algas, sedimento y aguas de cualquier material, ropa, equipos, embarcación y/o vehículo antes de abandonar lagos y ríos.
  • LAVAR y descontaminar todo lo que estuvo en contacto con el agua durante al menos un minuto. Para esto usar alguna de las soluciones desinfectantes que son: agua con cloro (mezcla en un recipiente 10 lts. de agua con 200 ml. de cloro), agua con sal (mezcla en un recipiente 10 lts. de agua con dos tazas de sal) o agua caliente (utilizar agua por sobre los 60º C.)
  • SECAR al menos 48 horas si no es posible desinfectar su material, ropa, equipos, embarcación y/o vehículo antes de ingresar en un lago o río.

(Fuente: Proyecto Didymo www.didymo.cl)

Impactos por Plaga

  • Los estudios de esta plaga acuática dan cuenta de una serie de impactos en el ecosistema y economía en la Patagonia, entre los más preocupantes figuran:
  • Descenso considerable de la población de peces por desaparición de alimento.
  • Desaparición de especies de invertebrados bentónicos.
  • Masificación de tallos musilaginosos que retienen sedimento.
  • Interrupción en los estados de desarrollo de peces.
  • Deterioro visual de ríos.
  • Daños en zonas de pesca con mosca.
  • Disminución de turistas en la zona.

Impactos Alarmantes

Patricio Bus, tesista biología marina UACh, analiza muestras de alga extraída en río Simpson.

En materia de turismo, los impactos son alarmantes. Tras el florecimiento  de esta especie exótica de diatomea se han afectado los causes de los ríos Coyhaique, Simpson, Aysén, Tigre, Los Palos, Mañihuales y Blanco. Todos ellos de intensa actividad turística, con un alto flujo de personas que ven en esta belleza prístina un lugar ideal para realizar diversos deportes y vivir las bondades del sur de nuestro país.

El alga tiende a invadir físicamente, sectores que por años fueron lugares aptos para la pesca con mosca y práctica de deportes náuticos, todo esto complementado con la oferta hotelera y de alojamiento en la zona.

Si hablamos de responsable por la aparición de esta plaga, concepto que ha incomodado a ciertos sectores de los servicios públicos por el impacto económico que pueda generar en la región, se decidió conformar una mesa de trabajo sobre el tema. Esta se encuentra encabezada por Sernapesca, que articula a diversas instituciones, entre ellas el  Servicio Ganadero y Agrícola (SAG), la Dirección General de Aguas (DGA), Conama, a modo de que contribuyan con sus experiencias en temas de fiscalización y rastreo del alga. Por su parte el CIEP continuará aportando información científica que contribuya a la toma de decisiones de las autoridades regionales y nacionales.

Finalmente, este tema continúa en desarrollo y por lo pronto se espera seguir con campañas de difusión dirigidas a la comunidad y operadores turísticos vinculados a los ríos. Lo anterior con el objeto de que la población  pueda tomar sus propias medidas y contribuir a evitar la propagación del Didymo. Con esto el CIEP, centro de investigación donde participa la Universidad Austral de Chile, se ha transformado en un referente de la temática de bioseguridad, a través de su destacada investigación a nivel a nivel internacional sobre el alga Didymo.

Por Maximiliano Valenzuela V.
Fotografías: Alejandro Sotomayor

 

 
 
 

Comentarios

  1. Buen reportaje, felicitaciones por este sitio y su buena información

    • Las formas de controlar al didymo no son las correctas
      si queremos preservar la Ecologia y los sistemas naturales de pesca con mosca; NO USAR CLORO PARA DESINFECTAR EN ESTAS CONDICIONES, porque podemos formar organismos clorados con el alga y hacerla mutar lo que puede ser peor; Hay que buscar desinfectantes naturales que no produscan efectos
      colaterales peores a la solución. Llamen al ingeniero Ismael Elgueta a Villarrica y el tiene la
      solución natural al problema.-fono:74498341 o me
      pueden contactar a este mismo correo.-
      Atte.
      Manuel Martínez

 
 
.